El Dr. Manuel Rodríguez-Tellez, digestólogo del Hospital Macarena, premiado por sus trabajos en la enfermedad de Barret
Jueves 10 de Julio de 2014 01:00

El estudio arroja un incremento de la patología en los últimos 15 años y resalta el importante papel que los factores de riesgo cardiovascular juegan en ella.

El especialista Manuel Rodríguez Téllez de la Unidad de Aparato Digestivo del Hospital Virgen Macarena, ha sido premiado recientemente por la Sociedad Española de Patología Digestiva durante la celebración del ultimo congreso nacional en el marco de la Semana de las Enfermedades Digestivas SED 2014.

Manuel Rodríguez Téllez obtuvo el galardón a la mejor comunicación por su trabajo ‘Estudio unicéntrico sobre el comportamiento del esófago de Barrett y el adenocarcinoma esofágico tras 15 años de seguimiento. ¿Es el Barrett el condicionante de la supervivencia?’. En este estudio se ha contado con la colaboración importante del doctor Quetzal Arroyo y el doctor García Escudero de la Unidad de Anatomía Patológica del centro hospitalario.

El estudio se basa en el análisis de 430 casos (338 con Esófago de Barrett y 92 con Adenocarcinoma de Esófago) registrados en el Hospital Virgen Macarena. Los resultados arrojan conclusiones importantes, entre otras, el aumento en más de tres veces de la incidencia observada a lo largo del tiempo en ambas patologías pasando de 2,25 y 1,25 por 100.000 habitantes en 1996 a 6,5 y 4,75 en 2011 para el Esófago de Barrett y el Adenocarcinoma de Esófago respectivamente.

El estudio además aporta un análisis detallado sobre la supervivencia en ambos grupos, recalcando el papel tan importante que los factores de riesgo cardiovascular juegan en la supervivencia del Esófago de Barrett, posicionándose como la principal causa de mortalidad en este grupo.

Como factores de riesgo se encuentra el sexo masculino, la edad avanzada y el antecedente de excesivo consumo de alcohol, estando el Esófago de Barrett largo (aquel que mide más de 3 cms) implicado en la progresión de la displasia. Asimismo, los resultados obtenidos confirman los conseguidos por otros grupos de investigación nacional e internacional que inciden en la necesidad de un diagnóstico precoz del Adenocarcinoma de Esófago, ya que cuando se diagnostica la supervivencia es muy corta. En este sentido, el estudio demuestra que el diagnóstico de Adenocarcinoma de Esófago se hace, en la mayor parte de los casos, como debut de la enfermedad neoplásica, ya que en la muestra del trabajo galardonado son muy pocos aquellos que cuentan con el antecedente previo de Enfermedad de Barret.

Esta recogida de datos sobre la enfermedad es la más numerosa registrada en un centro hospitalario de la comunidad andaluza y servirá de base para estudiar, en conjunto con la Unidad de Anatomía Patológica, el análisis de nuevas estrategias de diagnóstico precoz en aquellos casos de progresión de la displasia con el fin de optimizar los resultados.

Fuente: Intranet HUVM y Área